La felicidad en Aristóteles (I)

La felicidad (eudaimonía) es el concepto en torno al cual gira toda la Ética a Nicómaco de Aristóteles. Aristóteles comienza con que toda actividad que realizamos tiene un fin, un Télos. Pero hay actividades que se encuentran subordinadas a otras, por ejemplo, la construcción de armas está subordinada a la estrategia, que es el arte de conseguir la victoria en la batalla. Aristóteles trata de encontrar un fin que sea deseable en sí mismo, que sea aquello que buscamos. Este fin, que tiene razón de bien, según Aristóteles debe considerarse dentro de la política: pues conseguir el bien individual es bueno, pero lo es mejor conseguir el de la Pólis.

Así la ética Aristotélica es una ciencia política.

Aristóteles se cuestiona cuál es ese fin último del hombre, y observa que todo el mundo lo llama “felicidad”, si bien es cierto que el concepto de felicidad difiere en las personas, y curiosamente difiere según el tipo de vida que llevan. Hace una distinción entre tres tipos de vida: vida voluptuosa o sensible, vida política y vida contemplativa (a la que dedica el décimo capítulo de la Ética). La vida voluptuosa es la que viven aquellos que han puesto la felicidad como placer sensible (hedoné). Para Aristóteles esto es comparable a las bestias, pues la hedoné es común a bestias y animales. La vida política busca el honor. Pero no le convence a Aristóteles, pues el honor depende de las otras personas, y Aristóteles intuye que la felicidad es algo propio y difícil de arrebatar:

Pero parece que este fin más sumario es que no aquel que inquirimos, porque más parece que está en mano de los que hacen la honra, que no en la del que la recibe, y el sumo bien paréceme que ha de ser propio y que no pueda así quitarse fácilmente

El último género de vida es la contemplativa. Contemplación se dice en griego Theoría, y es para Aristóteles el género más perfecto de vida: la vida dedicada a la actividad de conocer.

Sigue en su investigación: si conociéramos la función del hombre (érgon anthropou) cuanto tal, sería más simple conocer su fin propio. Esa función debe ser una actividad (enérgeia) del alma (nótese que “alma”- psyché- no es el alma de la tradición judeo-cristiana, sino el alma como principio vital: para Aristóleles la vida implica ese principio sin el cual no es posible la automoción característica de la vida). Aristóteles distingue un alma vegetativa, responsable de las funciones vegetativas del hombre (como crecer), y es común con plantas y animales, luego no debe ser una actividad de esa alma la propia del hombre. Lo mismo con el alma sensible. Hago hincapié en la noción del alma aristotélica: para que haya movimiento (kýnesis) es necesario que haya un principio del movimiento: eso es el alma aristotélica.

Recapitulando: la felicidad es una actividad (energéia) del alma (psyché), pero debe ser el alma racional, que es la propia del hombre. Y ésta actividad es conforme a la virtud (areté).

Los que se hayan leído la Ética habrán notado que he estado comentando el primer capítulo. No sé si continuaré con los siguientes, pero hemos destacado una cosa sumamente interesante: felicidad como actividad. No es algo pasivo.

About these ads
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a La felicidad en Aristóteles (I)

  1. Rosario dijo:

    Añadir solamente que la vida contemplativa no es una vida de aislamiento y soledad sino por el contrario, son esos espacios de ocio, y reflexión que continúan a la vida en conviviencia diara, social.

  2. liliver aguilar dijo:

    la contemplación vista como pricipio aristotelico es una actividad elevada de la mente , toda creacion del hombre comienza con la contemplasión

  3. la vida del hombre no es estetico como el mundo de los seres inertes,sino que la vida del hombre es dinamico

  4. Lala dijo:

    De hecho estos son los primeros cinco capítulos de la Ética (sobre todo el I, II, IV y V tratan sobre estos temas).
    Igualmente esta bien explicado, aunque no vendría mal citar correctamente al autor.

  5. a dijo:

    Me duele encontrar que la sociedad contemporánea se aleja cada vez más de la vida contemplativa, no disfruta del don que Dios le ha dado de poder incursionar en el pensamiento profundo, no disfruta de la maravilla de sentirse humano…………

  6. daniel dijo:

    la felicidad para Aristoteles consiste en llevar una vida racional

  7. yefferson callejas dijo:

    :D interesante

  8. vale artigas dijo:

    No se si interesa mucho pero lo estoy dando en Filosofía y no entendía nada y gracias a esta explicación logré entenderlo!! GRACIAS!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s